Cisma en uno de los reductos de la izquierda en el Poniente almeriense

La número 2 del PSOE en Dalías se va en desacuerdo con el gobierno de la coalición con IU

Cristina Gómez, hasta ahora teniente de alcalde por el PSOE en Dalías (Almería)

La Razón 9.5.2022 / Fran Fernández

«Mi marcha al grupo de los no adscritos viene motivada por la mala gestión que se está llevando a cabo dentro del equipo de gobierno». Cristina Gómez, número 2 del PSOE en Dalías (Almería), primera teniente de alcalde y responsable de las áreas de Turismo, Deportes, Juventud y Comercio, ha registrado ya su escrito de marcha al grupo mixto. Abandona todas sus responsabilidades del gobierno bipartito del que ha sido portavoz durante tres años. «Considero que se debería haber gestionado mejor el pueblo y no quiero seguir contribuyendo, ni ser partícipe, de esta forma de gobierno. Seguiré defendiendo a mis vecinos desde la oposición, pues tengo un compromiso con mis votantes», explicó Gómez, que mantendrá el acta de concejal y crea un cisma en el consistorio de Dalías, en el que gobiernan en coalición partidos de izquierda, en minoría hasta los próximos comicios municipales.

Según la respuesta del equipo de gobierno PSOE-IU, la situación viene provocada por su «deseo de ocupar el puesto de alcaldía o el cobro de un sueldo, manifestado por la propia edil en innumerables ocasiones y que ha motivado muchos momentos de tensión entre nuestro equipo, pues era inviable y lo sabía desde que juró el cargo». En un comunicado, el Consistorio daliense añade que «el alcalde planteó en las últimas semanas dimitir por motivos personales sobradamente conocidos por todos los vecinos, opción que se descartó por completo tras conocer las posibles negociaciones de los partidos de la oposición de hacerse con la alcaldía».

El PP, la fuerza más votada en los últimos comicios y a la que el acuerdo de gobierno negó la posibilidad de alcanzar la alcaldía, descarta por el momento una moción de censura ante su «inviabilidad». «No conocen ni siquiera el reglamento y su ineptitud se demuestra en que hablen de posible movimiento por nuestra parte. La mayoría absoluta para una moción de censura no puede salir adelante, si cuenta con el voto de alguien que ha estado en ese gobierno», lamenta el líder popular, Francisco Lirola.

Desde el gobierno daliense se denuncia «un claro caso de transfuguismo», aunque Cristina Gómez en realidad nunca militó en el PSOE.